top of page

Defender nuestra madre naturaleza es defender nuestro legado

Con la participación de mujeres indígenas shipibas de las comunidades nativas Sempaya, Santa Ana y Shahuaya, ONAMIAP, junto a su base organizativa FEMIPA, realizó el quinto y último módulo de la “Escuela de Formación para Defensoras Territoriales”, donde dirigentas y lideresas indígenas reflexionaron sobre sus luchas y resistencias frente a las múltiples violencias y en defensa y protección de la Madre Naturaleza

 

Nuestros legados de lucha y resistencia como pueblos y mujeres indígenas ante el colonialismo y las múltiples violencias están arraigados con la protección y defensa de nuestra Madre Naturaleza. Resulta importante el reconocimiento pleno y efectivo de nuestros derechos individuales y colectivos para ejercer nuestra libre determinación como naciones indígenas sobre nuestro territorio integral ancestral.

 

Por ello, durante la primera mitad de octubre, ONAMIAP en coordinación con su base, la Federación Regional de Mujeres Indígenas de la provincia de Atalaya (FEMIPA), realizó el quinto y último módulo de la “Escuela de formación para defensoras territoriales” en las comunidades nativas Sempaya (7 al 9 de octubre), Santa Ana (10 al 12 de octubre) y Shahuaya (13 al 15 de octubre).

 

Los territorios de las comunidades nativas donde se desarrolló el módulo, pertenecientes al pueblo indígena Shipibo-Konibo, se ubican en el distrito Tahuania, provincia de Atalaya, región Ucayali, y permanentemente enfrentan las amenazas de las crecientes actividades extractivas, que con la llegada de la pandemia aumentó, entre ellas: los cultivos ilícitos de coca, los monocultivos de papaya y la tala y deforestación por el ingreso de empresas madereras.

Este quinto módulo denominado “Enfrentando las opresiones y construyendo el camino hacia el Buen vivir y Vida Plena” permitió compartir y construir conocimientos colectivos, a partir de nuestro pasado de lucha y resistencia indígena, en temas como la colonialidad, capitalismo y el racismo. Asimismo, junto a las dirigentas y lideresas indígenas participantes se dialogó acerca de las sabidurías y conocimientos colectivos de nuestras ancestras y ancestros, y los roles que cumplían en defensa de nuestras vidas y de la Madre Naturaleza. Por último, se reflexionó, en plenaria, sobre nuestra soberanía alimentaria y cómo está vinculada a la protección de nuestra Madre Naturaleza.


Como parte de la clausura de la escuela, las lideresas y dirigentas que participaron en la totalidad de módulos obtuvieron un certificado otorgado por ONAMIAP, como reconocimiento a su participación activa a partir de noviembre de 2021, fecha en la que inició la Escuela. Asimismo, en plenaria, eligieron a las voceras indígenas de sus comunidades, con el objetivo de garantizar una representación efectiva, desde el liderazgo colectivo, como parte de su comunidad, pueblo indígena y como dirigentes de FEMIPA.


Con la culminación de estos módulos terminó la implementación de la Escuela de Formación para Defensoras Territoriales, conformada por cinco módulos, la cual se realizó de manera itinerante en diez comunidades nativas pertenecientes a las naciones Shipibo-Konibo y Ashéninka en las provincias de Coronel Portillo y Atalaya, región Ucayali con el apoyo permanente de las dirigentes de las bases organizativas de ONAMIAP en Ucayali.

Finalmente, el próximo 24 y 25 de octubre se realizará un encuentro final de la Escuela donde dirigentas de cada una de las comunidades compartirán las reflexiones construidas y fortalecerán sus conocimientos en torno a los mecanismos de protección para la defensa de sus derechos individuales y colectivos como mujeres y pueblos indígenas.


Estas actividades son realizadas en el marco del proyecto «Defendiendo a las defensoras y defensores ambientales, protegemos la Amazonía», coordinado con la Asociación Paz y Esperanza, Oxfam en Perú y con el apoyo de la Unión Europea.

 

Comments


bottom of page