top of page

¡Basta de insultar nuestra memoria y nuestra identidad!

𝐋𝐚𝐬 𝐦𝐮𝐣𝐞𝐫𝐞𝐬 𝐢𝐧𝐝𝐢́𝐠𝐞𝐧𝐚𝐬 𝐬𝐞𝐠𝐮𝐢𝐦𝐨𝐬 𝐞𝐧 𝐥𝐮𝐜𝐡𝐚 𝐲 𝐫𝐞𝐬𝐢𝐬𝐭𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐲 𝐧𝐨 𝐧𝐨𝐬 𝐜𝐚𝐥𝐥𝐚𝐫𝐚́𝐧.


La dictadura encabezada por Dina Boluarte sigue insultando nuestra identidad cultural y la memoria de nuestros hermanos que ha asesinado. Rechazamos la “ceremonia” que encabezó ayer y exigimos respeto a la vida y los derechos de las mujeres indígenas. No queremos saludos mientras nos reprimen y criminalizan. Menos los millones de soles ofrecidos porque nuestra dignidad no está en venta. ¡Exigimos cambios estructurales! ¡Exigimos justicia!


El mismo 5 de setiembre, Día Internacional de la Mujer Indígena, la dictadura sigue vulnerando nuestros derechos colectivos e individuales, desconociendo a las mujeres indígenas como sujetas de derechos y utilizando sin consentimiento imágenes de nuestras dirigentas para propagar saludos, como el difundido por el Cetro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN), y continúa folclorizando nuestra identidad e instrumentalizando a las mujeres indígenas.


Para nosotras el Día Internacional de la Mujer Indígena no es de celebración ni de fiesta. Es un día de conmemoración de la lucha y resistencia de nuestras ancestras que ofrendaron sus vidas enfrentándose al colonialismo. Entre todas ellas, la ejecución de Bartolina Sisa grafica la crueldad de un sistema criminal que hasta hoy persiste en lograr nuestro exterminio físico y cultural. Pero seguimos aquí, luchando y resistiendo.


¡𝑩𝒂𝒔𝒕𝒂 𝒅𝒆 𝒓𝒂𝒄𝒊𝒔𝒎𝒐 ¡𝑩𝒂𝒔𝒕𝒂 𝒅𝒆 𝒊𝒏𝒔𝒖𝒍𝒕𝒂𝒓 𝒏𝒖𝒆𝒔𝒕𝒓𝒂 𝒎𝒆𝒎𝒐𝒓𝒊𝒂 𝒚 𝒏𝒖𝒆𝒔𝒕𝒓𝒂 𝒊𝒅𝒆𝒏𝒕𝒊𝒅𝒂𝒅 𝑳𝒂𝒔 𝒎𝒖𝒋𝒆𝒓𝒆𝒔 𝒊𝒏𝒅𝒊́𝒈𝒆𝒏𝒂𝒔 𝒔𝒆𝒈𝒖𝒊𝒎𝒐𝒔 𝒆𝒏 𝒍𝒖𝒄𝒉𝒂 𝒚 𝒓𝒆𝒔𝒊𝒔𝒕𝒆𝒏𝒄𝒊𝒂 𝒚 𝒏𝒐 𝒏𝒐𝒔 𝒄𝒂𝒍𝒍𝒂𝒓𝒂́𝒏.

header.all-comments


bottom of page