top of page

Conociendo nuestros derechos colectivos, los pueblos indígenas tomamos mejores decisiones

La escuela itinerante Ñaupaqta Tapuway recorrió los cuatro distritos de la provincia de Huanca Sancos realizando talleres sobre los derechos a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado.



Durante cuatro días, las dirigentas integrantes de las bases distritales de la Federación de Mujeres Indígenas de la provincia de Huanca Sancos (FEMIPH) participaron en los talleres de la escuela Ñaupaqta Tapuway – “Consúltame primero” con el fin de que las lideresas fortalezcan sus capacidades de exigibilidad de derechos colectivos y del derecho a la consulta previa, libre e informada de acuerdo con los estándares internacionales.


En estos encuentros, participaron las mujeres indígenas de la FEMIPH y autoridades locales y comunales, quienes analizaron la situación de las actividades extractivas en y los impactos en sus territorios, y reconocieron la importancia de conocer los derechos que tenemos las mujeres y los pueblos indígenas y qué leyes o convenios internacionales nos amparan ante cualquier situación que ponga en riesgo a los pueblos indígenas, nuestros derechos o los de la Madre Tierra.


“El Estado no quiere reconocer el derecho de los pueblos indígenas a ser consultados, nosotros debemos saber quiénes somos los pueblos originarios y qué derechos tenemos para defender el territorio. Debemos tener toda la información sobre cualquier proyecto o medida que vaya a afectarnos o a nuestro territorio y poder tomar mejores decisiones para defender nuestros derechos”, señaló una participante.


Durante estas sesiones, el Observatorio de Consulta Previa de ONAMIAP compartió información pública sobre las concesiones mineras otorgadas por el Estado que se superponen a la provincia de Huanca Sancos. Las y los participantes dieron a conocer diferentes situaciones en sus distritos en los que no se les había realizado la consulta previa, incluso muchos afirmaron no conocer sobre este derecho colectivo:


“En Sacsamarca tenemos los problemas de las antenas telefónicas, no nos consultan, la empresa está utilizando lo que tenemos aquí, solo identifican a la persona que ocupa ese terreno, y no nos preguntan a toda la comunidad si estamos o no de acuerdo, porque esas tierras son comunales y nos pertenecen a toda la comunidad, y todos nosotros debemos que tomar la decisión”, señalaron los participantes.

 

En otro distrito destacaron la importancia de hacer respetar nuestro derecho a la consulta, más aún en situaciones en los que las actividades extractivas poco a poco logran despojarles de sus territorios: "Es algo preocupante, si no vamos a hacernos respetar, que le vamos a dejar a nuestros hijos. Aquí una minera ha retomado sus actividades desde el 2005 y está afectando nuestra salud, se comprometen con darnos ayuda, pero eso no resuelve los problemas. Por ejemplo, le dijimos que construyan una escuela para los niños y nos dijeron que nos darían dinero para que nuestros hijos se vayan a Ica a estudiar, entonces qué va a pasar cuando nosotros ya no estemos y nuestros hijos tampoco, así poco a poco las empresas nos van a despojando de nuestro territorio. Somos originarios, pueblos indígenas y por eso debemos hacer respetar nuestros derechos”.


Cabe señalar que cuando se afecta el territorio no solo se afecta al agua, las cabeceras de cuenca, la biodiversidad, sino que también se afectan los vínculos y la relación con la Madre Tierra, que es parte sustancial de la identidad de los pueblos originarios, por eso es importante que se exija el derecho a la consulta porque nos permite garantizar otros derechos.


Las participantes expresaron la necesidad de seguir fortaleciendo a las comunidades de todos los distritos en temas de derechos de pueblos indígenas para tener herramientas suficientes y hacer frente a las constantes vulneraciones que afrontan en sus territorios por el desarrollo de las actividades extractivas.


Estos talleres distritales, se realizaron en coordinación con la Federación Regional de Mujeres Indígenas de Ayacucho (FEREMIA), la FEMIPH y ONAMIAP en el marco del proyecto “Mujeres indígenas quechuas incidiendo para una gobernanza territorial con equidad de género y el pleno ejercicio del desarrollo a la consulta previa, libre e informada y el pleno ejercicio de sus derechos de participación”, apoyado por la Fundación Ford.



Comments


bottom of page