top of page

Mujeres Kukama reivindican sus espacios de aprendizaje y fortalecen sus conocimientos ancestrales

La Escuela de derechos humanos para jóvenes kukama fue un espacio en el que mujeres de la comunidad nativa Parinari reflexionaron y fortalecieron sus conocimientos sobre la historia de la resistencia indígena kukama y revalorizaron sus conocimientos y ciencias ancestrales. En las dos primeras sesiones, participaron activamente y dialogaron sobre sus derechos como mujeres y pueblos indígenas.


Históricamente a las mujeres indígenas amazónicas se les ha negado la posibilidad de acceder a múltiples derechos, entre ellos al derecho de la educación. Esta situación no ha cambiado a través de los años y en la actualidad la lucha frente a las múltiples violencias incluye la falta de acceso a los estudios y espacios de aprendizajes. Esto se ve reflejado en el último Censo Nacional del 2017: la tasa de analfabetismo en las mujeres indígenas amazónicas alcanzó un 21.2%, más del doble que los hombres indígenas amazónicos (10.4%).


Por ello, en la Escuela de Derechos Humanos es importante la participación y escuchar la voz de nuestras hermanas de todas las edades. Durante las sesiones, se congregaron mayoras y jóvenes de la comunidad, creando espacios de reflexión e intercambio de saberes en favor de fortalecer su comunidad y revitalizar su identidad kukama a través de analizar la historia de lucha y resistencia de sus ancestras y ancestros Kukama.


Una de ellas es Karla Saavedra de 31 años, quien asistió junto con su menor hija de 11 años por primera vez a la escuela. Ella rescata que estos espacios de fortalecimiento son trascendentales para que las mujeres indígenas de todas las edades, especialmente las más jóvenes, cuenten desde ahora con las herramientas para formarse como agentes transformadoras de su comunidad. “Aparte de aprender, la Escuela de Derechos Humanos enseña a expresarse a las jóvenes desde muy niñas. No sabía que las mujeres kukama tenemos una gran historia y gracias a la Escuela aprendí eso. Cuando las niñas sean más grandes defenderán sus ideales”.

Gracias al trabajo de las hermanas de la Federación de Mujeres Kukama del Samiria y Marañón “Huaynakana Kamatahuara Kana”, la Escuela ha llegado por segundo año a la comunidad de Parinari. Gilda Fasabi Saavedra, dirigenta de la Junta Directiva de la Federación, resaltó que el deseo de la comunidad para que la Escuela permanezca es porque han visto un cambio de las mujeres y jóvenes que participaron el año pasado y de la comunidad en general. “Las adolescentes y madres de familia que participaron vieron que es necesario que regrese la escuela porque hay un cambio. La comunidad es más comunicativa, las adolescentes ya no tienen miedo de participar”.


Conocer la historia de resistencia kukama permite a las mujeres indígenas sentirse orgullosas de sus raíces y autoidentificarse con orgullo como parte de la nación kukama en un espacio vivo, lleno de cultura, resistencia e historia como lo es la Amazonía, frente a un sistema extractivista que solo ve en ella un espacio vacío de donde extraer indiscriminadamente los modos de vida de quienes la habitan y defienden.


Sobre la escuela:

La Escuela de Derechos Humanos para jóvenes kukama es desarrollada por la Federación indígena de mujeres Kukama kukamiria del Samiria y Marañón “Huaynakana Kamatawara Kana” junto a Onamiap y con el apoyo de Amnistía Internacional.

Comments


bottom of page