top of page

Actualizamos nuestros estatutos comunales en defensa de nuestra autonomía

Frente a la crisis política es esencial fortalecer nuestra organización desde las comunidades. En esa línea, actualizamos nuestros estatutos comunales para incorporar derechos reconocidos internacionalmente, pero que no figuran en la Constitución actual. Lo hacemos también como una herramienta de defensa frente a un Congreso que pretende aprobar leyes que nos despojan.


De esta forma fortalecemos nuestro derecho a la autonomía, porque nuestros estatutos constituyen nuestras leyes de autogobierno y autogestión comunal; son la principal norma escrita de nuestras comunidades. La comunidad campesina quechua de Acpitan, cuyos territorios se ubican en el distrito de Coyllurqui, provincia de Cotabambas, región Apurímac, actualizó sus estatutos y los inscribió en Registros Públicos con el apoyo de ONAMIAP.


La actualización del estatuto fue resultado de un trabajo comunal colectivo e integra varios enfoques como la igualdad, la inclusión, derechos individuales y colectivos, educación intercultural bilingüe, salud intercultural, patrimonio colectivo, cultura, principios y valores, entre otros puntos importantes para fortalecer los derechos de Acpitan.


“Valoramos los conocimientos y la ciencia de nuestros abuelos y abuelas. En nuestra estructura organizacional reconocemos también los comités conformados en asamblea general, organización de mujeres, y la secretaría de la niñez y la juventud, para garantizar la participación activa y conjunta de todos y todas en la gestión comunal”, destacaron los comuneros y las comuneras.


La actualización del estatuto comunal se trabajó a través de varias reuniones y asambleas comunales desde abril del 2022. La comunidad se organizó con el apoyo de ONAMIAP para analizar su situación y dar propuestas a cada artículo. El texto final fue aprobado artículo por artículo en la asamblea del 13 y 14 de agosto, en setiembre se dio inicio al trámite en Registros Públicos para su inscripción, el 3 de noviembre fue registrado con el título Nº 2022-02759698 y fue entregado en ejemplares impresos en una asamblea realizada el 27 de noviembre del 2022.

Tras este logro, los comuneros y las comuneras expresaron:


“Nos autoidentificamos como indígenas quechuas, plasmamos en este documento nuestra forma ancestral de organizarnos, nos regimos por nuestros principios y valores para resguardar nuestro patrimonio comunal, por justicia originaria consideramos la participación igualitaria entre varones y mujeres para elegir y ser elegidos, registramos también la importancia de nuestros derechos individuales y colectivos para promover y garantizar su cumplimiento sin discriminación ni exclusión de ningún tipo”.


“Como comunidad descendiente de pueblos indígenas protegemos a la Madre Naturaleza, para su protección apelamos a las normas internacionales a fin de evitar cualquier forma de su explotación con fines económicos que dañen nuestra Pachamama”.


“Varones y mujeres somos herederos de nuestros territorios colectivos, no existiendo tierras abandonadas en ningún lugar sino más bien no laboradas por rotación de cultivos, por descansos, áreas de plantaciones nativas y exóticas, centros ceremoniales y zonas destinadas a uso de pastoreo de animales domésticos y silvestres. Nuestra comunidad es autónoma y el territorio comunal está en tutela y resguardo de la asamblea comunal”.



Kommentare


bottom of page