Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

viernes, 30 de septiembre de 2016

#Video Encuentro con Mujeres Afectadas por Esterilizaciones Forzadas

Las mujeres de la Onamiap llevamos a cabo el Taller de Integración, Intercambio y Articulación entre mujeres afectadas por las Esterilizaciones Forzadas. 




El Sábado 27 y domingo 28 de agosto de 2016, organizamos el taller "Warmicuna Rimarisunchik Ñaupaqman Puririnapaq" en Ayacucho, Perú, con mujeres que fueron esterilizadas sin su consentimiento durante la dictadura de Alberto Fujimori.

Al rededor de 30 mujeres provenientes de diversas provincias de Cusco, Huancavelica y Ayacucho participaron de este taller, donde se pudo compartir experiencias, informarse sobre los procedimientos para el Registro de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas (REVIESFO) y articular acciones futuras en busca de justicia y reparación.


miércoles, 14 de septiembre de 2016

Organizaremos Foro sobre el Acceso de las Mujeres Indígenas a la Gobernanza de la Tierra



¿Tienen las mujeres indígenas poder de decisión sobre los territorios? ¿Hay participación de las mujeres indígenas en los procesos de Titulación Comunal? ¿De qué manera se puede garantizar el acceso de las mujeres indígenas a las Directivas Comunales? ¿Qué dicen los Estatutos Comunales al respecto?

En el Foro “Comuneras Calificadas: Acceso de las Mujeres Indígenas a la Gobernanza de la Tierra” discutiremos sobre la importancia del acceso de las mujeres a los espacios de decisión sobre el territorio, la situación actual al respecto, y las propuestas que se plantean hacia el Estado.

Además de Ketty Marcelo, presidenta de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú - ONAMIAP, contaremos con la presencia de la Dra. Carmen Romero, Representante de DISPACR – Ministerio de Agricultura y Riego - MINAGRI., quien hablará sobre la incorporación de las Mujeres Indígenas en los procesos de titulación de tierras comunales. También estará presente Solange Abad, Representante de la Dirección Técnica Registral - Sunarp, quien expondrá sobre la situación de las mujeres indígenas en el Registro Nacional de Comunidades Campesinas; y Patricia Angulo Bocanegra, asesora de la Congresista Tania Pariona (Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afro-Peruanos, Ambiente y Ecología) para hablar sobre las iniciativas legislativas para la incorporación de las mujeres indígenas como comuneras calificadas.  

A su vez, el panel estará conformado por Pedro Castillo (CEPES – Plataforma para la Gobernanza Responsable de la Tierra), Alicia Abanto Cabanillas (Defensoría del Pueblo Perú - Oficial, Adjuntía para el Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas) y Raquel Reynoso (Asociación Servicios Educativos Rurales).

► Día: miércoles 21 de setiembre
► Hora: 5pm
► Lugar: Hotel Perú Pacífico - Av. Cuba, 127, Jesús María - Lima
►►INGRESO LIBRE◄◄

Organizan:
- Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas - ONAMIAP
- Asociación Servicios Educativos Rurales - SER

Con el apoyo de:
International Land Coallition – América Latina y el Caribe
Plataforma para la Gobernanza Responsable de la Tierra

martes, 13 de septiembre de 2016

MUJERES INDÍGENAS CONTRA LA INTOLERANCIA



Mujeres indígenas de ONAMIAP nos solidarizamos con nuestra hermana Tania Pariona


Las mujeres indígenas organizadas en la ONAMIAP nos solidarizamos con la congresista Tania Pariona quien, durante un acto conmemorativo del conflicto armado interno organizado por el Ministerio de Justicia, recibió abucheos por algunos asistentes tras haber hecho referencia a la violencia ejercida por las organizaciones terroristas y por el Estado.

Debemos recordar que la violencia y abuso hacia nuestros pueblos indígenas fue una práctica generalizada durante el periodo conflicto armado interno, y negar los hechos no nos permitirá alcanzar la justicia y se seguirá manteniendo la impunidad. 

A su vez, debemos resaltar que las mujeres indígenas particularmente, sufrimos la violencia durante el conflicto armado interno, no sólo por las masacres sin sentido que sucedieron en diversas localidades, como Accomarca y Cayara, sino también por el abuso sexual, físico y psicológico del que da cuenta el Informe Final de la Comisión de la Verdad; abusos cometidos tanto de parte de las organizaciones subversivas como de las fuerzas armadas y que atentaron contra nuestros derechos.

Creemos que la reconciliación sólo será posible en tanto sepamos aceptar y reconocer los excesos cometidos, así como cuando cuestionemos las prácticas discriminatorias que ejercemos desde nuestra cotidianeidad y que dan cuenta de las desigualdades sociales y económicas que aún hoy están presentes en nuestras sociedades. 

Por ello, rechazamos las actitudes de odio e intolerancia expresadas contra la congresista, que también consideramos actos de odio hacia los pueblos indígenas y las mujeres. 

Las mujeres indígenas de la Onamiap seguiremos luchando contra todos los tipos de violencia y discriminación, y reafirmamos nuestro compromiso de contribuir a que la interculturalidad sea una práctica presente en todos los ámbitos de nuestra nación. 


jueves, 8 de septiembre de 2016

Proyecto de ley fujimorista sobre #ConsultaPrevia vulneraría derechos de Mujeres Indígenas

Las mujeres indígenas de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP) nos manifestamos en contra del Proyecto de ley 2016-203-CR, presentado por la congresista Úrsula Letona, de Fuerza Popular, que tiene como propósito modificar la Ley 29785, Ley del Derecho a la Consulta Previa.




El proyecto de la parlamentaria fujimorista plantea la modificación del Artículo 2, agregando una “excepción” a la Consulta para los casos en que proyectos de inversión cuenten con algún contrato o convenio legal previo con las comunidades, buscando favorecer a las empresas extractivas y trasnacionales. Como sabemos, la ley de Consulta Previa es un proceso de diálogo entre el Estado peruano y los pueblos indígenas para buscar acuerdos con relación a medidas administrativas o legislativas que nos pudieran afectar directamente. Este proceso tiene una reglamentación y un procedimiento específico, el cual ha sido trabajado durante mucho tiempo por las organizaciones indígenas representativas y el Estado con el objetivo de garantizar que se respeten nuestros derechos como pueblos indígenas u originarios. Aunque aún falta mucho por hacer para que esta ley se condiga completamente con los tratados internacionales a los que responde, tal modificación significaría un retroceso en el reconocimiento de nuestros derechos.

En ese sentido, la iniciativa de ley que plantea el fujimorismo otorgaría más validez a contratos que se hicieron entre particulares; es decir, entre empresas o el Estado y directivas de las comunidades. Esto es algo que va en contra del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. La consulta previa es una obligación y una responsabilidad del Estado con la finalidad de reconocer y respetar los derechos de los pueblos indígenas. Además es un mecanismo de participación efectiva, de diálogo intercultural, de fortalecimiento de la democracia y sirve como instrumento de gestión pública.

La modificación de la Ley de Consulta Previa sería particularmente nefasto para nosotras, las mujeres indígenas, porque generalmente las directivas de las comunidades están conformadas por varones y se dejan de lado los intereses de las mujeres, los jóvenes y los niños. Somos las mujeres a quienes más nos afectan las concesiones extractivas porque alteran nuestra actividad económica, basada en mayormente en la agricultura, ganadería y textiles, y somos las mujeres quienes nos encargamos de la tierra y la alimentación de nuestras familias. Dichos proyectos no sólo destruyen nuestra tierra, territorios, recursos y lugares sagrados, sino que, en algunos casos, también nos imponen trabajos degradantes o sistemas de esclavitud como la prostitución y la trata de mujeres y niñas. Además, los efectos contaminantes de las actividades extractivas sobre el ambiente, generan nuevas enfermedades a las cuales somos las mujeres y los niños las personas más vulnerables.



Las mujeres de la Onamiap hemos trabajado y seguimos luchando para que el derecho a la consulta sea respetado siempre, y hemos logrado que procedan demandas de inconstitucionalidad frente a decretos supremos que claramente violaban nuestros derechos e incumplían con tratados internacionales, como es el caso del Decreto Supremo 001-2015-EM. Estamos constantemente trabajando desde jornadas informativas y de intercambio sobre consulta previa, como participando directamente de la construcción de propuestas para políticas más inclusivas de las mujeres y los pueblos indígenas.

Por ello, hoy nos pronunciamos y exigimos que esta propuesta de ley sea retirada de manera inmediata, así como demandamos que se implemente también la Consulta Previa Legislativa para los Pueblos Indígenas para evitar futuros intentos de atropello de nuestros derechos.

La Consulta Previa es un derecho que nos costó arduo trabajo ver reconocido. Por eso, las mujeres indígenas de la Onamiap continuaremos trabajando para que estos procesos se lleven a cabo y se garantice nuestro bienestar como pueblos y mujeres indígenas.

Las mujeres indígenas NO permitiremos ningún intento de vulneración o recorte de nuestros derechos.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Las mujeres indígenas no celebramos, reafirmamos nuestra lucha

Cada setiembre conmemoramos en el mundo el asesinato de Bartolina Sisa, valerosa mujer aimara que luchó contra la opresión colonial y fue asesinada un 5 de setiembre de 1782. Ella, como muchas mujeres indígenas hoy en día, defendió su territorio y luchó contra las injusticias de un sistema opresivo para nuestros pueblos. Hoy queremos honrar su lucha y reafirmarnos en las nuestras, frente a la violencia que aún impera pero que, creemos, va debilitándose cada vez que nosotras nos hacemos más fuertes.




Desde hace más de 500 años, las mujeres indígenas venimos luchando contra la violencia estructural, fruto de sistemas coloniales y patriarcales, que hoy se traduce en capitalismo y extractivismo. La violencia a la que las mujeres indígenas hacemos frente no se limita sólo al plano doméstico; luchamos contra la violencia ejercida, cada vez más libre e impunemente, por las empresas extractivas que contaminan, destruyen y, en algunos casos, nos desplazan de nuestros territorios. Luchamos contra la indiferencia de los gobiernos y sus incongruencias cuando incumplen los acuerdos internacionales, como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, al promover  grandes proyectos de inversión que vulneran nuestros derechos. Dichos proyectos, tanto mineros, como petroleros y de infraestructura, en buena medida no son sometidos a consulta y somos las mujeres indígenas quienes más nos vemos afectadas por ellos. Dichos proyectos no sólo implican muchas veces la destrucción de nuestros espacios ancestrales, sino también la imposición de trabajos degradantes o sistemas de esclavitud como la prostitución y la trata de mujeres y niñas.

También luchamos contra la discriminación, perpetrada no sólo por nuestros propios compatriotas, sino sobre todo por el Estado y los medios masivos de comunicación. Luchamos por un cambio en las  políticas públicas del país en las que se nos incluya, para que cuenten con un enfoque intercultural y de género; y, hace poco, marchamos junto a miles de mujeres indígenas y no indígenas, para demandar una verdadera reforma del sistema judicial,  que no hace más que re-victimizarnos al no identificar ni mucho menos condenar a los culpables de las agresiones físicas, psicológicas, sexuales y hasta esterilizaciones forzadas que hemos sufrido.


Las mujeres indígenas hacemos frente a todas las violencias y no nos detendremos hasta obtener justicia. Las mujeres que fuimos víctimas de uno de los crímenes de lesa humanidad más vergonzosos del país, las Esterilizaciones Forzadas, somos, en su mayoría, indígenas y trabajadoras de la tierra. Muchas nos estamos organizando no sólo para exigir las reparaciones que nos corresponden, sino para que se haga justicia condenando a los verdaderos culpables de la instauración de esta política que violó nuestros derechos humanos.

Mujeres de Ayacucho, Huancavelica y Cusco, víctimas de esterilizaciones forzadas, responden a los comentarios
machistas del Cardenal Cipriani.

Las mujeres indígenas venimos, hace mucho, luchando contra esa violencia que ha acabado con la vida de miles de hermanas, que nos ha violentado, criminalizado y aterrorizado. Y este día, Día Internacional de la Mujer Indígena, en la Onamiap recordamos todas nuestras luchas y reafirmamos nuestro compromiso de seguir luchando por el respeto y la defensa de nuestros derechos individuales y colectivos. 

Ahora más que nunca, seguiremos luchando organizadas y fortalecidas, caminando firmemente hacia el buen vivir. 

Slider