top of page

Víctimas de esclavitud no serán olvidadas

Muertos por incendios en Las Malvinas y en la mina Esperanza 1 estarán siempre en nuestra memoria para exigir justicia

Hace seis años, Jovi Herrera Alania (20) y Jorge Luis Huamán Villalobos (19) murieron encerrados en un contenedor durante un incendio en la galería Nicolini, en Las Malvinas, Lima. Este año, 27 trabajadores de la mina Esperanza 1 (distrito de Yanaquihua, provincia de Condesuyos, región Arequipa) fallecieron asfixiados por monóxido de carbono, también producto de un incendio. En ambos casos, fueron víctimas de la precarización laboral, de un sistema que no duda a someternos a condiciones de esclavitud.

Jovi y Jorge Luis trabajaban informalmente falsificando fluorescentes y fueron encerrados en un contenedor, por eso no pudieron salvarse del incendio. La mina Esperanza 1 es de la empresa minera Yanaquihua S.A.C., que había contratado a otra compañía para tercerizar sus operaciones. Formalidad o informalidad, el capitalismo desprecia la vida y los derechos.

El capitalismo necesitaba y necesita restaurarse después de la pandemia de Covid-19. Para los pueblos indígenas, esto significa políticas más agresivas de despojo territorial. Y en zonas urbanas, el abandono de todo derecho laboral.

Es cierto que el 46° Juzgado Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima, a cargo de la jueza Melina Miguel Diego, ha sentenciado a 35 años de prisión a Jonny Coico Sirlopu y a 32 años de prisión a Vilma Zeña Santamaría por la muerte de dos personas y la explotación laboral de otras. ¿Pero qué se está haciendo para prevenir otras? ¿Cuántos y cuántas muertes más de jóvenes obligados a trabajar en las peores condiciones por míseros salarios se necesitan para actuar contra la imposición de esa esclavitud?

Por las muertes de Jovi y Jorge Luis los responsables fueron procesados y condenados. En el caso de los 27 trabajadores mineros, todos eluden su responsabilidad. El “ministro” de Energía y Minas Oscar Vera dice que la mina “está bajo la jurisdicción del gobierno regional”. Y la empresa minera Yanaquihua S.A.C. señala que "las 27 personas fallecidas pertenecían a una empresa contratista especializada en servicios mineros".

Estas muertes deben ser investigadas y todos los responsables identificados y sancionados. No podemos permitir más crímenes, más explotación, más esclavitud. Basta de poner la acumulación por encima de las vidas y los derechos. Ni Jovi y Jorge Luis ni los 27 trabajadores mineros serán olvidados. EXIJAMOS JUSTICIA.



Comments


bottom of page