top of page

Por una política de cuidados integral y colectiva

ECMIA Región Sur realizó el tercer diálogo de su ciclo “Territorio de Cuidados para el Buen Vivir y la Vida Plena”.



Es indispensable centrar la importancia de los cuidados en la sostenibilidad de las vidas, desde una visión integral, colectiva y que reconozca la visión y la diversidad de los pueblos y las mujeres indígenas. Así coincidieron en señalar las panelistas del tercer diálogo del Ciclo “Territorio de Cuidados para el Buen Vivir y la Vida Plena” realizado por la Coordinación de la Región Sur del Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas (ECMIA Región Sur).


Las panelistas fueron Yamila Gonzáles Ferrer, del Comité CEDAW y la Unión Nacional de Juristas de Cuba, y Juana Jara, de la Confederación Mapuche de Neuquén. Moderó el Diálogo Ana María Barbosa Oyanarte, de la Asociación de Descendientes de la Nación Charrúa.


Lo primero que señalaron las panelistas es que debe reconocerse la importancia de los cuidados para la sostenibilidad del planeta, la sostenibilidad de las vidas. Reconocer efectivamente el derecho a cuidar, a ser cuidados y al autocuidado. Y que para construir una vida armoniosa entre el autocuidado y el cuidado colectivo, las mujeres indígenas debemos empezar por entendernos como sujetas de derechos.


Enfatizaron que las mujeres indígenas cuidamos nuestros territorios de una manera integral para preservar nuestras formas de vida en armonía con la Madre Naturaleza. Pero que enfrentamos una serie de obstáculos debido a las múltiples discriminaciones que se entrecruzan, principalmente de raza y de género. Discriminaciones que dificultan el ejercicio de nuestro derecho a la información y a una plena y efectiva participación en espacios de toma de decisiones.


Una política de cuidados, dijeron, debe orientarse a lograr el pleno ejercicio de nuestros derechos colectivos e individuales. En este punto subrayaron la importancia de la Recomendación General 39 (RG39) sobre los derechos de las mujeres y niñas indígenas, como una herramienta para construir las políticas de cuidados.


Por ello, indicaron, debemos fortalecer nuestros conocimientos de derechos y en particular difundir y hacer nuestra la RG39, así como incidir para la capacitación de los funcionarios públicos en nuestros derechos colectivos y participar en espacios internacionales, como el propio Comité CEDAW y otros mecanismos de las Naciones Unidas.

Komentarai


bottom of page