top of page

PONER FIN A LA CIVILIZACIÓN DE MUERTE

La actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica debe poner como centro la defensa de las vidas y los derechos.


ONAMIAP y nuestras bases organizativas continuamos aportando a la actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, con una postura clara de preservación de todas las vidas que alberga nuestra Madre Naturaleza.


En el Taller Nacional convocado por el Ministerio del Ambiente planteamos como problema público “El incremento de la destrucción y explotación de la Madre Naturaleza que está creando una civilización de la muerte”. Frente a ello, nuestra propuesta de visión futura fue “Al 2050 erradicar la explotación de la Madre Naturaleza y que se restablezca la relación espiritual y armoniosa entre ella y el ser humano, para asegurar el buen vivir de todas las vidas”.


Esta civilización de muerte tiene como elemento central una economía hegemónica que replica políticas de dominación colonial, se caracteriza por ser dominante y depredadora de la Madre Naturaleza, considerándola como fuente de recursos para la acumulación de capital y explotación, y beneficia a las grandes corporaciones, principalmente extractivas. Producto de ello, las políticas públicas son antropocéntricas, promueven el despojo de nuestros territorios integrales ancestrales y buscan destruir la propiedad colectiva de los pueblos o naciones indígenas. Lo hace con la imposición de actividades que destruyen la Madre Naturaleza, empobrecen a los pueblos y acarrean nuestra destrucción. Nos imponen además conceptos occidentales y nos despojan de nuestros conocimientos ancestrales.


Otros elementos son el racismo, machismo y clasismo, violencias que enfrentamos los pueblos y las mujeres indígenas sobre todo cuando defendemos nuestros territorios integrales ancestrales y todas las vidas que existen en la Madre Naturaleza.


Por todo ello, planteamos que al 2050 NO MÁS:

·   La destrucción de las cabeceras de cuencas por los megaproyectos mineros.

·   Las economías ilegales que invaden los territorios indígenas.

·   La realización de actividades de infraestructura sin consulta ni consentimiento. 

·   Destrucción y despojo de nuestra identidad cultural, conocimientos, ciencias y tecnologías ancestrales.

·   Un Estado que promueve y sostiene la corrupción y economías destructivas.

·   La civilización de la muerte.


Nuestras propuestas fueron recogidas junto con las de las demás organizaciones indígenas nacionales integrantes de la Plataforma de los Pueblos Indígenas frente al Cambio Climático (PPICC). Nuestra organización seguirá trabajando en la actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, siempre desde nuestro compromiso de defensa de nuestros derechos y los derechos de nuestra Madre Naturaleza.



Fabiola Quichua - Presidenta de la Organización de Mujeres Indígenas Sarhuinas 

Comments


bottom of page