top of page

Paro total en Ayacucho en exigencia de justicia

Lo ocurrido el 15 de diciembre del 2022 en esta región es parte del genocidio histórico contra los pueblos indígenas.


El paro en Ayacucho es total. Porque los pueblos no olvidamos a nuestros muertos, asesinados hace un año por la dictadura. Nos movilizamos para exigir justicia. Para decir, una vez más, que no dejaremos pasar la impunidad por esta masacre racista.


Sí, los pueblos de Ayacucho están clamando por justicia, por atención para los heridos. Contra la inacción del sistema de justicia que se burla de los muertos. Sus reclamos no son solo por los diez muertos de su región sino por las más de sesenta víctimas de esta dictadura. Contra la discriminación histórica. Contra la secular política de exterminio conta los pueblos indígenas.


Esta es una dictadura de todos los poderes del Estado y sus cómplices, los medios de comunicación masivos. Es la dictadura del poder económico. Nuestros pueblos, en particular los quechuas de Ayacucho no pueden esperar décadas para alcanzar justicia, como ocurre con sus muertos y desaparecidos en los veinte años de violencia política que se ensañó principalmente con esta región.


Lo ocurrido el 15 de diciembre del 2022 en Ayacucho, todos los crímenes contra los derechos humanos colectivos e individuales perpetrados por esta dictadura, instaurada hace un año, son parte del genocidio histórico contra nuestros pueblos.


Los pueblos indígenas exigimos y justicia y reparación por todos los crímenes, por el genocidio perpetrado por el Estado. La memoria de nuestros hermanos cuyas vidas fueron segadas por balas asesinas acompaña y guía nuestra lucha y resistencia. Los culpables deben pagar: aquellos que dispararon y quienes ordenaron disparar.


El mundo ya lo sabe: en el Perú se está perpetrando un genocidio contra los pueblos indígenas, principalmente quechuas y aimaras. Aquí no existen garantías para la justicia. Pero la represión, la criminalización, los intentos de comprarnos con supuestas dádivas, no nos callarán, no nos detendrán. Nuestros gritos por justicia no se apagarán hasta alcanzarla.


コメント


bottom of page