top of page

ONAMIAP advierte que propuesta RENAMI mercantiliza territorios indígenas



Este 27 y 28 de octubre, dirigentas y autoridades andinas y amazónicas de ONAMIAP participaron en el segundo taller presencial sobre el Registro Nacional de Medidas de Mitigación (RENAMI) como parte de la Plataforma de Pueblos Indígenas para enfrentar el cambio climático (PPICC). En este taller, ONAMIAP advirtió que la propuesta normativa, tal como está, legaliza la mercantilización de los territorios indígenas integrales ancestrales.


La relación de los pueblos indígenas y la Madre Naturaleza se ha construido desde la reciprocidad y respeto. Compartimos la protección y el cuidado por todas y cada una de las formas de vida que abriga nuestro territorio integral ancestral. Pese a ello, desde el Estado y la comunidad internacional, se pretende ver a la Madre Naturaleza como escenario de un nuevo mercado financiero que profundiza y reproduce las formas de dominación económica existentes.


Por ello, dirigentas y autoridades andinas y amazónicas de ONAMIAP participaron en el segundo taller para discutir la propuesta normativa del Registro Nacional de Medidas de Mitigación (RENAMI), donde se enfatizó, ante el MINAM, que la referida norma debe estar acorde a los estándares internacionales ratificados por el Estado, puesto que la normativa nacional solo ha significado una reducción de los derechos colectivos de los pueblos y las mujeres indígenas.


Además, recordamos al MINAM que el Estado tiene obligaciones internacionales que no ha cumplido, entre ellas: garantizar la seguridad jurídica de los territorios integrales ancestrales, restituir en propiedad los bosques a los pueblos indígenas y compatibilizar la gestión de las áreas naturales protegidas a los territorios integrales ancestrales.


En el taller las autoridades indígenas manifestaron su preocupación de que esta propuesta normativa pretende autorizar y regular los mercados de carbono en territorios indígenas integrales ancestrales, mediante la oferta de créditos de carbono, amparados en el RENAMI. ONAMIAP ha alertado que la implementación de este mercado puede transgredir la relación que desde los pueblos indígenas tenemos con la Madre Naturaleza, fomentando la mercantilización y monetización de nuestros territorios indígenas y formas de vida. Todo ello en detrimento de considerar a la Madre Naturaleza como sujeta de derechos y, por el contrario, verla solo como objeto de propiedad y transacción.


Por ello, ONAMIAP reiteró su demanda de que la propuesta sea trabajada colectivamente y pase por un proceso de consulta previa, libre e informada y con consentimiento. Asimismo, exigió que el MINAM no solo incluya los impactos ambientales, sino también los impactos sociales, culturales y espirituales, tal como se exige en el marco normativo internacional que el Estado peruano ha suscrito. Y que REDD+ y sus salvaguardas se adecuen a los estándares internacionales sobre derechos de los pueblos indígenas y de la madre naturaleza.


Finalmente, las demandas expresadas al MINAM y al Estado están relacionadas con puntos no negociables que llevamos al encuentro y que expresan el sentir de nuestras 18 bases organizativas presentes en diez regiones del país. Estos puntos no negociables son:


1. Defensa del territorio integral ancestral y seguridad jurídica de los mismos.

2. Restitución territorial de nuestros bosques ancestrales.

3. No más áreas naturales, reservas comunales o territoriales u otras figuras jurídicas promovidas por el Estado, que sean incompatibles con nuestros territorios ancestrales y modos de vida colectiva.

4. Consulta y consentimiento previo, libre e infirmado de las medidas de mitigación.

5. Que la PPICC, en su condición de institucionalidad indígena dentro de la estructura del Estado en materia de cambio climático, tenga opinión vinculante en los instrumentos de gestión climática.


Desde ONAMIAP, como mujeres indígenas organizadas, tenemos la convicción de que no permitiremos más despojos de nuestros territorios y seguiremos resistiendo por las futuras generaciones, teniendo claro que nuestra Madre Naturaleza debe ser reconocida y respetada como sujeta de derechos.




コメント


bottom of page