top of page

Nuestros 27 años de lucha y resistencia sembrando el futuro ancestral


Las mujeres indígenas andinas y amazónicas del Perú cumplimos hoy 27 años de proceso organizativo y 13 años de vida institucional como O

NAMIAP. Un proceso continuo de lucha y resistencia, de aprendizaje, de compromiso. Una organización que fue superando obstáculos y madurando. Fortaleciéndose. Cultivando historia. Sembrando esperanza.


Las mujeres indígenas decidimos organizarnos para hacernos ver, para hacernos oír. Para romper la invisibilidad y el silencio. Para decir que más de 500 años de lucha de nuestras ancestras no fueron en vano. Que estamos vivas. Y hoy decidimos dar un paso importante, recogiendo y continuando esa memoria de resistencia para construir el futuro ancestral.


Un futuro de buen vivir y vida plena que ponga fin a la continuidad del colonialismo. A las múltiples opresiones y violencias racistas, machistas y de clase que enfrentamos como pueblos y mujeres indígenas. Un futuro en el que todos los derechos estén garantizados. Un cambio estructural que acabe con el extermino físico y cultural de nuestros pueblos, que cierre la deuda histórica iniciada con la invasión europea a nuestro continente hace 530 años.


Aquella invasión que impuso el modelo extractivista destructor de la nuestra Madre Naturaleza, a la que las mujeres indígenas cuidamos y protegemos como ella nos cuida y protege. Un sistema que se defiende con uñas y dientes, que vulnera derechos y que hoy más que nunca muestra su entraña fascista.


Hace 27 años emprendimos nuestro proceso organizativo. Hace 13 años, en el Día Internacional contra la violencia hacia la mujer, nos institucionalizamos como ONAMIAP. Y hoy nos enfrentamos a las fuerzas oscuras del capital y sus operadores políticos. Y lo hacemos fortalecidas, decididas, reivindicando nuestra identidad cultural para contribuir a construir el futuro ancestral.


Resistimos para existir, por las vidas y la dignidad.

Comments


bottom of page