top of page

Mujeres indígenas aimaras y quechuas de Puno se graduaron de la escuela de consulta previa

Mujeres indígenas aimaras y quechuas de la región Puno son parte de la nueva promoción que se gradúan de la Escuela Itinerante Ñaupaqta Tapuway, espacio de formación y fortalecimiento de capacidades para la exigibilidad de derechos a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado y la participación indígena para la defensa del territorio y la Madre Naturaleza.

 

Durante tres meses, integrantes de la Federación de Mujeres Indígenas Aimaras (FEMIA) – Lupaca y de la Organización de Mujeres Indígenas Originarias Mosoq Pacha de Ocuviri, bases organizativas de ONAMIAP en la región Puno participaron en los talleres formativos de la escuela itinerante “Ñaupaqta Tapuway” (Consúltame primero).

 

En este espacio de formación, intercambio de experiencias y de fortalecimiento de mujeres indígenas se desarrolló en tres módulos y se abordaron temas como: autoidentificación, libre determinación, territorio, poniendo énfasis en el derecho a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado, como derechos especiales de pueblos y mujeres indígenas amparados en la legislación nacional y en tratados internacionales ratificados por el Estado peruano.  

 

La escuela itinerante de consulta previa tiene como objetivo fortalecer a las bases organizativas sobre sus conocimientos en el derecho a la consulta previa y el consentimiento para poder identificar oportunamente las medidas a implementarse por el Estado que deben ser objeto de consulta previa. Esto con el objetivo de hacer efectivo sus derechos, y así puedan accionar dentro de sus organizaciones en la defensa de los derechos de los pueblos y de la madre naturaleza, frente al incumplimiento sistemático del Estado.

 

Como parte de los espacios de reflexión, las hermanas de Ocuviri señalaron que en sus territorios hay conflictos, pues se da el ingreso de empresas sin consultar; además señalaron que constantemente las autoridades no les quieren reconocer su derecho a ser consultados ante cualquier medida que les pueda afectar.

 

Por su parte las hermanas de la FEMIA, comentaron que en sus comunidades no se respeta el derecho a la consulta ni al consentimiento, por el contrario, se dan prioridad a la inversión y/o empresas o actividades extractivas. Además, mencionaron que en la actualidad hay bofedales que están siendo concesionado como zona petrolífera, sin pasar por procesos de consulta a los pueblos que ahí habitan, “tenemos que defender nuestro territorio de corazón y no venderlo”, dijeron las participantes durante los talleres.

 

Con esta escuela de consulta se busca fortalecer a las bases organizativas en temas de derechos para el ejercicio pleno de sus derechos colectivos e individuales con énfasis en el derecho al territorio, la consulta y el consentimiento previo, libre e informado.

 

Cabe señalar que, la Escuela “Ñaupaqta Tapuway” forma parte del proyecto “Mujeres indígenas quechuas incidiendo para una gobernanza territorial con equidad de género y el pleno ejercicio del derecho a la consulta previa, libre e informada; y el pleno ejercicio de sus derechos a la participación”, ejecutado por ONAMIAP con el apoyo de la Fundación Ford.

Comments


bottom of page