top of page

Llevamos nuestras demandas sobre derechos humanos ambientales enmarcado en el Acuerdo de Escazú



El 22 y 23 de noviembre se llevó a cabo el Primer Foro Anual sobre Defensoras y Defensores de los Derechos Humanos en Asuntos Ambientales de América Latina y el Caribe, que congregó a representantes de la sociedad civil y organizaciones indígenas para debatir sobre el estado de la situación de personas y colectivos defensores de derechos humanos, así como desarrollar mejoras para los mecanismos de protección que se enmarcan en el Acuerdo de Escazú. ONAMIAP estuvo allí representada por nuestra secretaria de Organización, Mayra Macedo.


Uno de los puntos claves fue el desarrollo preliminar del Plan de Acción sobre Defensoras y Defensores del Acuerdo de Escazú, que apoyará a fortalecer estos mecanismos y las normativas ambientales de los países que lo han ratificado, así como guiar los procesos de incidencia de las organizaciones y colectivos de los países que aún no lo han hecho.


Mayra Macedo, dirigenta de la nación shiwilu, viajó a Quito, Ecuador para este importante foro. Las principales demandas que planteó fueron la urgencia de proteger a los pueblos indígenas a través de la seguridad jurídica de sus territorios ancestrales y su titulación integral. También evidenció que las mujeres indígenas somos triplemente vulnerables y amenazadas: por ser mujeres, por ser indígenas y por ser defensoras de nuestros territorios.


No obstante, las cifras de mujeres amenazadas y asesinadas son invisibilizadas y van en crecimiento, lo que evidencia a su vez que el Mecanismo Intersectorial de protección para personas defensoras de derechos humanos (creado en el año 2021 mediante Decreto Supremo N° 004-2021-JUS) no está funcionando, además de no ser pertinente a la realidad de los pueblos indígenas.


Debido a esta situación, y ante la inacción del Estado, los pueblos indígenas se protegen a sí mismos con sus propias formas de organización, como las guardias indígenas y la Seguridad Indígena Amazónica (SIA). Informó también que estas formas de defensa no son reconocidas por el Estado y que, por el contrario, sí está legalizando a los Comités de Autodefensa y Desarrollo Rural (CAD), grupos paramilitares que invaden los territorios y debilitan la justicia indígena en las comunidades, además de atentar contra derechos colectivos como la libre determinación y la autonomía.


Mayra Macedo, junto con la delegación peruana, se reunió con uno de los representantes del Mecanismo Público Regional del Acuerdo de Escazú, el argentino Mijael Kaufman, para darle a conocer las acciones de incidencia que se están realizando en Perú por la ratificación y coordinaron la comunicación permanente que se tendrá con él para fines estratégicos de presentación de documentos que realizará la Plataforma Escazú Ahora.


De igual manera, tuvieron un espacio de conversación y articulación con Carlos de Miguel, jefe de la Unidad de Políticas para el Desarrollo Sostenible de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la cual se enfatizó que los accesos y los procesos de participación son muy complejos para los pueblos indígenas, lo que deriva en una escasa participación efectiva. Por ello, se planteó que se reconsideren y adecuen estos mecanismos para garantizar la participación de los pueblos indígenas.


ONAMIAP es parte de la Plataforma Escazú Ahora, desde la cual se ha diseñado una campaña que apuesta por la ratificación del Acuerdo de Escazú en el Perú, para fortalecer nuestra normativa en transparencia, participación y acceso a justicia, para que nuestros derechos ya no sean vulnerados ni nuestra Madre Naturaleza violentada.


Seguimos en lucha y resistencia por nuestros territorios, las vidas y nuestra identidad cultural.

Comments


bottom of page