top of page

Las mujeres de ONAMIAP exigimos justicia para Berta Cáceres y recogemos sus luchas


¡Berta Cáceres clama justicia! Y en toda América Latina y el mundo, quienes no la olvidamos, nos unimos a ese clamor y alzamos la voz para decir: justicia para Berta Cáceres.

Hace un año, el 2 de marzo de 2016, Berta Cáceres, líder y cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue asesinada a balazos en la localidad de La Esperanza, provincia de Intibucá, en el oeste de Honduras. Un país que ha sido señalado como uno de los más peligrosos para los defensores y defensoras de derechos humanos. Sus hermanos y hermanas del COPINH siguen siendo hostigados/as y amenazados/as.

Al momento de ser asesinada, Berta llevaba varios años en campaña contra la construcción de la represa de Agua Zarca en la comunidad de Río Blanco, que amenazaba al pueblo indígena lenca. Ese proyecto se ha paralizado, pero no es el único. Nuestros pueblos indígenas del continente están permanentemente expuestos a la imposición de actividades extractivas y proyectos de infraestructura en nuestros territorios.

Junto con nuestro pedido de justicia, como ONAMIAP recogemos las luchas de Berta Cáceres, sus demandas de respeto y pleno ejercicio de nuestros derechos como mujeres y pueblos indígenas. En cada país, en cada región, en cada comunidad indígena, Berta está presente en nuestros corazones.

¡No la olvidaremos! ¡Continuaremos sus luchas!

Entradas recientes

Ver todo

Nuestros derechos en los procesos de REDD+

Para las mujeres indígenas, nuestros bosques son fuente de alimentos, de medicinas, de materiales y de espiritualidad. Por ello, los cuidamos en retribución de todo lo que nos dan. Esta relación y con

Commentaires


bottom of page