top of page

Fortalecemos nuestros modos de vida frente al modelo hegemónico

Mujeres indígenas asháninkas construimos propuestas de economía local para el cuidado de la Madre Naturaleza.


Los pueblos y mujeres indígenas, enfrentamos fuertemente los impactos de la crisis climática: a través de desastres climáticos como huaicos, lluvias torrenciales, desplazamientos, entre otros, lo que ocasiona la pérdida de nuestros cultivos. Todo ello debido a la imposición del modelo económico extractivista que explota y destruye a nuestra Madre Naturaleza.

 

Para seguir resistiendo frente a este modelo hegemónico es importante luchar desde lo colectivo y la organización como pueblos y mujeres indígenas. Ketty Marcelo, presidenta de ONAMIAP, reafirmó la importancia del fortalecimiento de las organizaciones para poder fortalecer la plataforma climática, tener claridad de nuestra agenda: un modo de vida que no destruya a la Madre Naturaleza, ordenar nuestros territorios y priorizar nuestros saberes y conocimientos ancestrales.

 

Todo ello hace importante recuperar, valorar y transmitir nuestra sabiduría, ciencia y tecnología ancestral. En ese marco, los días 4 y 5 de marzo realizamos en Pichanaqui el “Taller de identificación, priorización y elaboración de propuestas de economías locales” con Autoridades comunales de diferentes comunidades nativas y lideresas de la Organización de Mujeres Indígenas Amazónicas Ashaninkas de la Selva Central – OMIAASEC.

 

En este encuentro reflexionamos que la crisis climática impacta en las vidas de los pueblos indígena en lo social, económico, cultural lo cual es un atentado a nuestros derechos humano, por lo que es necesario fortalecer los espacios de institucionalidad de los pueblos indígenas en materia de cambio climático como la plataforma regional indígena de cambio climático.

 

Entre los principales problemas pudimos identificar la pérdida de semillas ancestrales, la destrucción de los bosques, pérdida de soberanía alimentaria, pérdida de los ojos de agua, desnutrición, aumento de monocultivos, y enfermedades como el dengue y la malaria y diversas plagas a los cultivos.

 

Una vez identificados los problemas las autoridades comunales elaboraron proyectos de economías locales, los cuales revaloraron los saberes, ciencias y conocimientos ancestrales de los pueblos y las mujeres indígenas. Destacaron las propuestas orientadas a la protección y conservación de nuestra Madre Naturaleza.

 

Estas propuestas serán presentadas al gobierno regional y los gobiernos locales de la Selva Central como parte de la implementación de la plataforma climática indígena de la Región Junín.

 

Esta actividad se realizó en el marco del proyecto “Economías emancipadoras para garantizar nuestra gobernanza territorial integral ancestral y soberanía alimentaria”, implementado por ONAMIAP con el apoyo de RRI.

Comments


bottom of page